El increíble arte de cantar bajo la ducha


Video: Fabio Armiliato en Rome holyday (woddy Allen). Cantando bajo la alcachofa de la ducha y con la intimidad que ofrece nuestra mampara o cortina de baño no solemos tener en cuenta si tenemos la mejor voz o no, pero sí que mejora nuestro ánimo, nos libera del estrés y alivia muchos de nuestros el dolores.

Quién nos diría que una de nuestras rutinas más habituales nos invitaría a realizar una de las actividades más comunes y “secretas” del mundo practicada por tantísima gente: cantar bajo la ducha. Gracias a la ducha algunos comienzan a dejar salir su lado más artístico, teniendo como únicos y verdaderos espectadores al grifo del agua y a la cortina de pececitos de colores mientras agarramos el bote de champú a modo de micrófono. Y es que para cantar se debe de empezar por alguna parte, ¿no crees? De hecho, la cantidad de alumnos que recibo que vienen de “cantar bajo la ducha” es increíblemente grande. Qué es lo que tiene la ducha que invita a tanta gente a aficionarse al canto a través de ella es todavía un misterio digno de resolver con total exactitud. Pero creo que hay algunos puntos en los que estoy seguro que te podrías reconocer (si es tu caso) y ayudar a esclarecer este enigma de la naturaleza que me tiene verdaderamente asombrado.

Nuestro cuerpo está conformado en más del 60% por agua, y los líquidos reaccionan ante las ondas sonoras, por lo que somos muy receptivos a las vibraciones internas y externas. Si a esto le unimos que dichas ondas se reflejan directamente en el alicatado de la pared mejorando la voz con un aumento de la potencia, las notas musicales se mantienen en el aire mucho más tiempo y las canciones pueden sonar como si estuviésemos en el mejor estudio de grabación. De esta manera tendremos el cóctel ideal para dar rienda suelta a nuestra imaginación y, por qué no, lo que podría ser el inicio de una pasión nueva. Creer que eres un cantante de éxito dando un macro-concierto en uno de los festivales más importantes del mundo, en el que todos aclaman tu nombre y los fans se agolpan a la salida para tocarte y abrazarte, no creo que sea tan disparatado mientras cantas bajo la ducha. Soñar es gratis y no hace daño a nadie. Es más, conozco a varios cantantes que empezaron así y hoy en día han hecho realidad sus sueños de dedicarse al mundo de la música.

Si una vez lo pruebas (si no lo has hecho ya) y te gusta, sinceramente, creo que es casi imposible que cada vez que abras el grifo de la ducha no sientas el impulso de cantar esa canción que te lleva acompañando y ocupando la cabeza durante todo el día. ¿Por qué? La explicación es muy sencilla: La música tiene muchísimos efectos positivos y cantar los complementa y maximiza de una manera increíble. ¡Sí, señores! Cantar mientras te duchas mejora el ánimo, libera el estrés, te relaja, te alivia el dolor, mejora tu postura, tu capacidad respiratoria, mejora la atención mental, la confianza y ejercita los músculos del rostro y el abdomen. Además de terminar limpito y fresquito después de una buena enjabonada, ¡por supuesto!

Como ves, cantar tiene muchísimos beneficios tanto a nivel físico como psicológico, y si lo practicamos con bastante regularidad estoy convencidísimo de que nos ayudaría a:

1. Desconectar la mente

¿Preocupado? ¿Estresado? Desde el mismo momento que te preparas para la ducha, abres el grifo del agua y salen las primeras notas de tu voz estás colaborando a inhibir la fatiga y olvidarte por un momento de las preocupaciones que te invaden. Todo ello es posible ya que contribuye a reducir el nivel de cortisol, la hormona del estrés, y a aumentar la producción de endorfinas, las hormonas de la felicidad.

2. Mantener sano el corazón

Para cantar adecuadamente el uso de correcto de la respiración es primordial. Tanto es así que según unos investigadores de la Universidad de Gotemburgo (Suecia), cantar tiene el mismo efecto que los ejercicios de respiración; y, cada vez que exhalamos, el ritmo cardíaco se ralentiza, enviando una señal al cerebro de que todo está bien y activando los mecanismos naturales de relajación. Además, oxigena la sangre, regula la presión arterial y limpia los conductos respiratorios. Si a esto le añades que respirar con el vapor del agua caliente de la ducha te ayudará con esos problemas de congestión nasal, no obtienes más que ventajas.

3. Brindarnos seguridad

Yo creo sinceramente que el canto tiene un verdadero sentido de comunidad; nos ayuda a conectar con nuestra infancia, nuestros antepasados tribales, nuestra cultura. Cuando un bebé escucha a sus padres, se siente protegido, por eso seguramente canciones y sonidos de nuestra infancia nos hagan recordar esa sensación de seguridad y contención, haciéndonos una caricia al alma. Por otro lado, si tienes la suerte de darte una ducha acompañado cantar con alguien refuerza aún más la seguridad en ti mismo.

4. Entrenar la memoria

Cantar potencia y favorece algunas de nuestras funciones cognitivas, solo por el hecho de recordar textos o melodías. Por ello si solamente empleáramos 5 ó 10 minutos al día (dependiendo la duración de la ducha) en cantar canciones de tus intérpretes favoritos ayudaría a mantener tu mente en forma, ya que reduce el envejecimiento del cerebro.

5. Mejorar el sistema inmune

Un grupo de científicos de la Universidad de Frankfurt (Alemania) realizaron un estudio y comprobaron que las personas luego de 60 minutos de canto habían incrementado el nivel de inmunoglobulina A, una proteína que funciona como anticuerpo, y de hidrocortisona, una hormona antiestrés. Lo que hace preguntarme si esta no podría ser la excusa perfecta para salir de la ducha y dar clases de canto…

Si eres de esos que les encanta cantar bajo la ducha, te animo a que desarrolles tu buen hábito, lo disfrutes y sobretodo que incites a mucha gente a probarlo, nadie mejor que tú sabe de los beneficios que te aporta pertenecer a la logia de la ducha musical.

Y a los que no han tenido la motivación o la curiosidad de sentir cómo suena su voz en esas condiciones “idílicas” los invito a probarlo. Estoy convencido que de la combinación de intimidad, relajación y bienestar no les dejará indiferente. Quién sabe si de entre todos esos que conformamos esta gran comunidad de “cantantes bajo la ducha” se esconde el verdadero alma de un gran artista.

#disfrutepersonal #ducha #cantar #fabioarmiliato #beneficiosdelcanto #bienestar #relajación #intimidad

Rubén Pérez

Cantante - Vocal Coach

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Linkedin
  • YouTube
  • RSS

Música, ópera, musical, cantar, reír, enseñar, pensar, interpretar, aprender, divagar, viajar, jamón serrano, vino tinto, fotografiar, escribir, las pequeñas cosas...

CONÓCEME

En este espacio podrás encontrar mis aventuras musicales, así como videos y fotografías de todas esas experiencias que la música me ha aportado a lo largo de mi experiencia y recorrido artístico.

AULA DE CANTO

Aquí podrás ver todo lo relacionado a mi Aula de Canto, desde los tipos de programas de clases, precios, valoraciones de mis clases hasta las diversas actividades que genero entorno a ella como talleres exclusivos y audiciones o concierto.

Me puedes encontrar por aquí

“La música es una amante orgullosa y temperamental. Si le dedicas el tiempo y la atención que se merece, es toda tuya.”
Patrick Rothfuss